Es un encuentro con otros estudiantes, pero sobretodo, un encuentro con Dios

25/11/2015
Comparte

El principio de curso para los grupos de GBU es intenso. Es momento de poner en marcha el curso, la planificación, los campamentos de inicio de curso para líderes y los campamentos de inicio de curso generales. Dos estudiantes de GBU han querido compartir con nosotros lo que ha sido para ellos el Campamento de Inicio de Curso (CIC) de Andalucía.

IMG_0151b


Fanny Carrillon (Estudiante de Erasmus de Filología)

Es la primera vez que participo en un campamento de GBU ya que es el primer año que estoy involucrada. Para mí fue enriquecedor en diferentes aspectos, sobre todo espiritual y relacional. Nunca estaba con la misma gente, conocí a muchas personas, todos nos hablamos… Sentí unidad y eso me encanta ¡y creo que a Dios también!

El paisaje: ¡maravilloso! La comida: ¡buenísima!
Lo que me gustó también es el hecho de qué teníamos tiempo para reflexionar sobre lo que hemos podido escuchar, estar solo con Dios, tiempo para nuestra intimidad con Dios en los tiempos de silencio. Es la primera vez que veo eso en un campamento y es una cosa que mantener.
Además con la predicación de Will Graham, fui consciente de que estaba demasiado centrada en mí… yo… mí… y otra vez yo, y no en Dios. Y también me di cuenta de otras cosas. Dios me ha hablado. Todavía hoy estaba pensando en lo que había escuchado en el campamento. Creo que últimamente Dios está cambiando mi corazón y utilizó el campamento para eso.
Doy gracias a todos los que lo han organizado porque de verdad es una auténtica bendición y creo que puede cambiar vidas, en el sentido de que es algo de lo que nos acordaremos, algo que nos anima, fortalece, que permite poner las cosas en su sitio. Es un encuentro con otros estudiantes cristianos, pero sobretodo, un encuentro más con Dios, entonces si que puede cambiar vidas.

IMG_0181b

Me gustó el juego de la velada del viernes ¡Muy guay! ¡Y tanta imaginación…! Me ha permitido también establecer un primer contacto con los demás. Somos una familia (eso también me llamó la atención) y reunirse así es maravilloso.
Gracias por todo.

Y creo que estamos más listos para bendecir a los otros (pero por supuesto no es el final, hay que seguir en el camino).

 

Ismael Caballero Artigas, 19 años. Estudiante de segundo año de Criminología en la Universidad de Pablo de Olavide (Sevilla)

El campamento CIC 2015 ha estado lleno de bendiciones. Me quedo con la gente que he tenido el gusto de conocer y con ese objetivo de buscar cada día la santidad (1 Pedro 1:16). Necesitaba dedicarle un tiempo especial a Dios y aprender más de su Palabra. Las oraciones que se hicieron por el núcleo de la Universidad Pablo de Olavide han dado su fruto, pues el mismo día de llegada del campamento contactaron con nosotros cuatro estudiantes evangélicos que no sabíamos que estaban estudiando en esa universidad. Los estudios de Will Graham sobre la identidad del pueblo de Dios y la santidad fueron una bendición, recalcando que somos pueblo adquirido por Dios. El taller en el que estuve fue Ciencia y fe. Antonio Ruiz nos enseñaba como la fe y la ciencia pueden convivir y no necesariamente están enfrentadas. El campamento ha sido muy especial.

IMG_0192b

Comparte

¿algun comentario?

1 Comentario

  1. Qué guay!

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUEDE INTERESARTE